Home

IMG_3735Los invito a que hagan un ejercicio sencillo. Abran cualquier periódico del mundo o revisen el contenido de los portales de Internet sobre temas políticos o económicos. ¿Qué hay en común? Todos hablan de lo mismo: la caída estrepitosa del  precio del petróleo, que desde junio del año pasado ya llega al 50%.  El petróleo no es el único commodity cuyo precio ha disminuido. De hecho desde  2011 los precios de varios minerales han transitado esta senda.

¿Qué nos depara el nuevo año? El WSJ publicó en el primer día de 2015 un artículo cuyo título habla por sí mismo: “La caída de los commodities ponen a prueba las finanzas de países de América Latina“. Colombia no es indiferente a esta situación. Desde hace meses algunos advertían sobre sus efectos para las finanzas de los gobiernos y de los hogares colombianos. Ya no son voces aisladas las que llaman la atención sobre las consecuencias que tiene la caída de los precios del petróleo para el Estado colombiano; más bien parece un nutrido coro de voces de todos los tonos.

Desafortunadamente, el país no parece haber ahorrado suficiente, como sí lo hicieron Chile y Bolivia, para lo que se avecina en los próximos años. Como sostuvo Carlos Caballero Argáez, ex Ministro de Minas y Energía, en una reciente entrevista que publiqué en LSV, de la bonanza de precios en Colombia  “no se ahorró nada”.

Para entender la razón por la cual el tema dará de qué hablar todo el año en Colombia y en nuestra región, les comparto tres datos clave (y una ñapa) sobre la relación entre recursos naturales e inversión pública. De paso aprovecho para compartir con ustedes tres  lecturas que sirven para entender el contexto de esta relación.

  • Primer dato: Los países productores de commodities en América Latina derivan de éstos en promedio el 24% del total de sus ingresos fiscales (Sinnott, Nash y de la Torre 2010).
  • Tercer dato: Una de las principales fuentes (la única en muchos casos) de financiación de inversión pública a nivel local en Colombia son las regalías. Según los cálculos de Bonet y Urrego (2014) las regalías representan para los municipios “el doble de lo recaudado por dos de los tributos municipales más importantes, el impuesto predial y el impuesto de industria y comercio” y para los departamentos “las regalías son diez veces el recaudo departamental del impuesto a los licores”.
  • Ñapa: El precio del barril de petróleo de Estados Unidos hoy cayó por debajo de su “umbral simbólico”, los 50 dólares. ¿No les dice mucho ese precio? Bueno, les cuento que las proyecciones del Marco Fiscal de Mediano Plazo del Ministerio de Hacienda se basan en un precio de 98 dólares por barril.

En enero de 2011, el Gobierno de Juan Manuel Santos comenzaba con una oleada invernal que le “aguó muchos planes” al Presidente. Ahora el chaparrón es de otra naturaleza y los planes para el 2015 son grandes. Esperemos que no se agüen los planes y que el Gobierno encuentre la manera de mantener el barco a flote. Particularmente con la firma -ojalá- del fin del conflicto armado que implicará una serie de inversiones públicas cuya fuente de financiación hoy está en duda.

Este es el momento de pensar en un crecimiento más sostenible, con una economía más diversificada, menos expuesta al riesgo de la volatilidad de los precios de los commodities. El país necesita una economía que sea capaz de saldar en el siglo XXI la deuda social que legó la Colombia del siglo XX.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s